Propuesta AEMVET albergue único

propuesta aemvet albergue

La Asociación Empresarial de Profesionales Veterinarios del Principado de Asturias (AEMVET) plantea que haya un solo albergue de animales para el centro de la región -Gijón, Oviedo, Avilés, Siero, Mieres y Langreo-, aunque estaría abierto a la adscripción de otros ayuntamientos asturianos que quisieran sumarse y que no puedan cumplir con la recogida de mascotas, de competencia municipal, según la Ley de Tenencia de Animales del Principado.
El colectivo -que agrupa al 50% de las clínicas de la comunidad autónoma y que preside Jorge Pablo Pascual- alega varios motivos para lanzar esta propuesta, de la que ya son conocedores todos los grupos políticos que integraban la Junta General la pasada legislatura: PSOE, PP, Foro e IU.
AEMVET ve considerables ventajas en esta idea. Económicas, de gestión, de control de enfermedades y sanitarias. Empezando por las primeras, la asociación señala que, «centralizando la gestión, se ahorrarían los desembolsos que se están realizando en las distintas instalaciones de la zona centro». A mayor volumen de gestión, recuerda, menor gasto por unidad. Pero hay más objetivos. «Si se agrupa a los animales abandonados, sería más sencillo vigilar su salud y homogeneizar los protocolos a la hora de aplicar medidas profilácticas», explica su vicepresidente, Juan José Álvarez.
 
Terapias con animales
 
Asimismo, facilitaría la realización de labores sociales como, por ejemplo, que los reclusos pudieran hacer terapias con animales. En este sentido, el colectivo ya ha mantenido conversaciones con el centro penitenciario de Villabona, que, según indica, se muestra favorable al proyecto.
Y, con vistas a toda la ciudadanía, «permitiría agrupar en una sola página web toda la información acerca de las mascotas que buscan un hogar y una familia», añade Álvarez. El vicepresidente de AEMVET apunta que otra de las posibilidades de tener un albergue centralizado es que los titulados de grado pudieran iniciar sus prácticas, su trayectoria profesional, en él, siempre bajo la supervisión de un profesional.
La idea ya está bastante madurada, pero en absoluto cerrada y mucho menos aprobada. La intención de los empresarios de clínicas veterinarias es «abrir el diálogo a todo el mundo». Y uno de los primeros a los que así se lo han hecho saber es al propio Colegio Oficial de Veterinarios de Asturias. También han avanzado la idea a algunas de las protectoras de animales que están al frente de los albergues y, «de mano, parece que tampoco rechazan la idea».
A expensas de escuchar a todas las partes, la asociación sí tiene claro cuál sería el lugar idóneo desde su punto de vista: el albergue de Serín, en Gijón, en el que hay disponibilidad de terrenos para una futura ampliación si llegara el caso. Defiende que la titularidad sea pública y una fórmula similar a la de un consorcio formado por los ayuntamientos, aunque «la gestión podría ser pública o privada».
 
Iniciativa parlamentaria del PP
 
Según AEMVET, todos los grupos parlamentarios consultados en la Junta antes de finalizar la pasada legislatura, se mostraron favorables a la idea. PSOE, incluido. Sin embargo, hasta la fecha, quien más interés ha mostrado por llevar esta iniciativa adelante es el Partido Popular. De hecho, tal y como confirma su diputado y portavoz de Agroganadería en el Parlamento asturiano, Luis Venta Cueli (veterinario de profesión), el PP presentará en septiembre, con el inicio del curso político, una iniciativa parlamentaria para que el Principado impulse un albergue centralizado en Asturias con el fin de que pueda dar cobertura a la zona con mayor densidad poblacional y ceda la gestión.
No obstante, al igual que la asociación, apunta que todo aquel ayuntamiento que quisiera adherirse (para cumplir, así, con la Ley de Tenencia de Animales, que obliga a los consistorios a tener un centro de depósito de animales abandonados) podría hacerlo. Una manera podría ser pagar una tasa en función del número de animales censados en el concejo y en función de la distancia al albergue centralizado. Para Cueli, el respaldo de la Junta a esta propuesta supondría «un compromiso con respecto al proteccionismo animal» y en «un momento de gran concienciación social sobre el bienestar de las mascotas y de condena al maltrato animal». También alude al ahorro en subvenciones si se centralizan los servicios (no hay una cifra concreta, aunque se estima que el ahorro podría superar los 200.000 euros) y a la mejora de la gestión, con un mayor control de los recursos. Cueli sostiene que, aunque la labor realizada por las protectoras «es encomiable», un albergue centralizado implicaría una «profesionalización» de la atención.

El equipo de gobierno de Carreño rechaza ubicar la perrera en Tamón

albegue carreño

S. GARCÍA ANTÓN
CANDÁS
9 agosto 2015
«La ubicación no es la más idónea». El proyecto de la Fundación Protectora de Animales del Principado de Asturias para instalar una clínica veterinaria y guardería para perros en Tamón ya no convence al equipo de gobierno de Carreño.
Y es que los informes elaborados por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (Cuota), explicaba la alcaldesa, Amelia Fernández, «dejan entrever la falta de idoneidad de la ubicación elegida para este proyecto».
Los vecinos del núcleo de La Tabla, en Tamón, los principales afectados por este equipamiento, habían manifestado su rechazo a la construcción de estas instalaciones desde el primer momento. También el PP de Carreño había mostrado su oposición. Por contra, el anterior equipo de gobierno, socialista como el actual, se había mostrado favorable e incluso se llegó a aprobar en un polémico Pleno el proyecto inicial de la perrera. Eso sí, ya entonces el PSOE matizaba que se trataba de un proceso largo hasta que se llegara a la aprobación definitiva.
 
Final de la información pública
 
Ahora, con el periodo de información pública concluido y la oposición del equipo de gobierno, todo apunta a que la perrera que impulsa la Protectora tendrá que buscarse otra ubicación.
Los socialistas carreñenses indicaban ayer que se remitió el estudio de implantación a la CUOTA para que este organismo emitiera un informe vinculante como paso previo a someter el proyecto a aprobación definitiva.
«Teniendo en cuenta las valoraciones que se realizan en el informe de la CUOTA consideramos que las pretensiones de los promotores del proyecto pierden sentido, en tanto en cuanto cuestionan las posibilidades de viabilidad y las garantías del mismo», señaló Fernández.
En el informe se detallan entre otras cuestiones las que tienen que ver con la imposibilidad de construir una vivienda anexa a la instalación de la clínica veterinaria y guardería de animales así como varios equipamientos complementarios de este servicio de guardería.